GIF | Inclusión financiera gracias a la gobernanza

La herramienta del Proyecto GIF permite diagnosticar el estado de calidad de la gobernanza e identificar áreas de mejora.

Debido a la relevancia que tiene la buena gobernanza y el efecto directo de esta en el desempeño de las organizaciones, el Proyecto GIF -financiado por BID/FOMIN y COSUDE- desarrolló una herramienta de vanguardia que permite diagnosticar el estado de calidad de gobernanza en las instituciones de finanzas inclusivas y, adicionalmente, potenciar áreas de mejora identificadas a través de la caja de herramienta. La herramienta se basa en 6 pilares y 45 estándares, que permiten establecer planes de priorización y mejora continua, apoyando el alcance de objetivos sociales y financieros.

La gobernanza (también conocida como gobierno corporativo y gobierno cooperativo, entre otros) de una organización, es un sistema de procesos y procedimientos definido en términos de dos ideas fundamentales: gestión y control [1], los cuales deben, en la medida de lo posible, actuar en forma equilibrada y oportuna.

En los últimos años, la gobernanza ha cobrado mayor relevancia como consecuencia de la crisis económica global iniciada en 2007-2008 que puso en evidencia el impacto que las deficiencias en gobernanza pueden generar en la valoración económica de diferentes organizaciones. Así lo destaca la OECD [2]: “La crisis financiera puede ser atribuida en una medida importante, a las fallas y debilidades en el gobierno corporativo”.

Una investigación realizada por Inalde Business School en el 2014, titulada “Prácticas de gobierno corporativo y su influencia en el desempeño de empresas familiares y no familiares en Colombia”, demostró que la rentabilidad de las compañías está directamente relacionada con sus prácticas de gobernanza.

Por lo antes mencionado, se hace evidente la importancia de una buena gobernanza y la aplicación de buenas prácticas en las instituciones de finanzas inclusivas, que trabajan con personas vulnerables y de bajos recursos, como factor fundamental para que éstas alcancen sus objetivos sociales y financieros, logren un crecimiento inclusivo que, a la vez, reduzca desigualdades y amplíe el acceso a servicios financieros.

A la fecha, 23 instituciones financieras inclusivas de seis países de América Latina y el Caribe se encuentran implementando la herramienta. Se espera que -para marzo del 2019- más de 50 instituciones sean beneficiadas con la implementación de esta metodología en sus procesos y estrategias corporativas para mejorar sus niveles de rentabilidad, lograr un mayor crecimiento y ampliar sus servicios financieros en pro de los sectores más vulnerables y de bajos recursos.

| Documentación
Artículo
microfinancegateway.org: Inclusión financiera gracias a la gobernanza
Leer Arículo Original